CHILE DERROTÓ A PORTUGAL Y ES FINALISTA DE LA COPA CONFEDERACIONES

Chile venció por penales a Portugal y es finalista de la Copa Confederaciones.

La escuadra nacional inició el encuentro buscando desplegar su juego, adueñándose del balón y apostando a la velocidad, pero tuvo poca precisión en sus pases, lo que la hizo víctima de la atenta y oportuna marca portuguesa (siempre presta para el contragolpe).

De todos modos, la escuadra europea no tuvo la profundidad deseada y, cuando pudo tenerla, apareció Claudio Bravo en el anticipo. Entre estas acciones, estuvo una llegada de André Silva a los 7’, quien disparó fuerte dentro del área, pero el meta alcanzó a achicar el ángulo de remate y desvió el balón.

Los dirigidos por Pizzi se vieron maniatados en mediocampo durante los primeros 15 minutos, teniendo sólo una ocasión clara tras un pase de Arturo Vidal a Eduardo Vargas a los 6’. El delantero disparó dentro del área, pero el guardameta luso Rui Patricio alcanzó a tapar con gran habilidad.

Poco a poco, la “Roja” se acomodó en el campo de juego y a tomar protagonismo. Los volantes, sobre todo Vidal, fueron conectándose de mejor forma con la zona de ataque, por lo que el rival debió retrasar sus líneas para contener el ímpetu chileno. Aún así, Vargas y Alexis no estuvieron finos en la puntada final y eso a los nacionales les pasaría la cuenta, pues Portugal planteaba un partido muy físico (y de marca) que daba pie a muy pocas ocasiones de peligro.

La escuadra nacional no lograba imponerse en cancha, pero contaba con dos individualidades importantes que marcaban diferencias: Charles Aránguiz, quien se las ingenió para generarse dos chances claras a los 30’ (de cabeza) y 34’ (de remate), y Arturo Vidal, quien estuvo muy activo en la marca y la contención. Pese a ello, ambos rendimientos no fueron suficientes para remediar una opaca actuación del equipo en los primeros 45’.

En la segunda mitad el duelo se hizo más friccionado. Ambos contaban con poca profundidad, pero peleaban la posesión del balón con frenesí, entendiendo que quien asumiera el protagonismo tendría mayores chances de sacar adelante el partido.

Prueba de ello es que en menos de cinco minutos hubo tres oportunidades claras de gol. Vidal tuvo un cabezazo dentro del área a los 53’ que pasó a centímetros del palo, y Eduardo Vargas remató un tiro a los 57’ que Rui Patricio alcanzó a desviar. En tanto, Cristiano Ronaldo asumió un contraataque que casi abrió el marcador a los 58’.

Luego de ello, el cotejo entró en un bache hasta el término de los 90 minutos. Ambas selecciones se aproximaban pero sin tener reales alternativas de gol, y en ello fueron claves las respectivas marcas y anticipos sobre sus principales figuras, Ronaldo y Alexis Sánchez. Pese a ello, la estrella portuguesa se las arregló para generarse una chance a los 84′, mediante una definición de cabeza que pasó rozando el vertical derecho de Bravo.

En el primer tiempo de alargue se mantuvo la tendencia del partido, con un equipo luso superior en lo físico y con mejor despliegue, mientras que los nacionales debieron contener las embestidas rivales. Aún así, la ocasión más clara de gol fue de Chile, a los 95′, luego que Alexis recibiera en el punto penal y pusiera un cabezazo que pasó muy cerca del arco de Rui Patricio.

En tanto en los siguientes 15 minutos adicionales, se dio la polémica. En una jugada colectiva de la “Roja”, Francisco Silva recibió falta dentro del área y el juez no marcó penal, ni pidió ayuda del VAR. En la repetición televisiva se vio claramente que al “Gato” lo derribaron, por lo que la decisión arbitral no se ajustó a la acción.

La desesperación chilena aumentó de sobremanera cuando tres minutos después Vidal remató en el palo y, en el rebote, Martín Rodríguez corrió con la misma suerte. No había caso.

De ese modo llegaron los penales, donde Bravo se alzaría como la estrella del cotejo. Chile finiquitó con lanzamientos de Vidal, Aránguiz, y Alexis Sánchez, mientras que el meta nacional atajó los tiros de Ricardo Quaresma, Moutinho y Nani.

Ahora, la “Roja” es finalista y esperará al ganador del choque de mañana entre Alemania y México.