FALTA DE GOL Y ERROR DE DIAZ PRIVA A CHILE DE LA COPA

La Roja es una selección que somete a cuánto rival se pare frente a ella. Juan Antonio Pizzi heredó un equipo acostumbrado a poner de rodillas a sus contendores. Partiendo por Marcelo Bielsa y pasando por Jorge Sampaoli. El único camino para llegar a la victoria se redujo a la contundencia ofensiva de la selección chilena.

Esa contundencia poco a poco mutó hacia la posesión de la pelota. Cambio que de manera paulatina resintió el porcentaje de concreción en el arco contrario, y que terminó por transformarse en un enemigo más en la fase final de Copa Confederaciones.

Chile anotó en apenas cuatro ocasiones, lo que terminó pasándole la factura en la final contra Alemania, donde los dirigidos de Pizzi generaron siete oportunidades claras de gol, que por la impericia de los delanteros o simplemente por el lucimiento del portero germano Marc-André Ter Stegen no terminaron en celebración chilena.

El de ayer fue un partido ingrato para Alexis Sánchez y Eduardo Vargas. Ambos repitieron la errática presentación que tuvieron contra Portugal en la semifinal del campeonato.

Las ganas que mostró el tocopillano desde el primer minuto, no fueron suficientes para sacudirse de un mal con el que debió cargar durante el desarrollo de la competición.

El Niño Maravilla le convirtió a los alemanes en la fase de grupos y ese fue su único festejo, el que de paso lo transformó en el goleador histórico de la Roja.

Sánchez no pudo confirmar en Rusia lo que hizo con la camiseta del Arsenal inglés, donde el delantero anotó en 27 oportunidades en la temporada 2016/2017 de la Liga Premier.

El caso de Vargas es todavía más preocupante. Si bien el delantero del Tigres mexicano anotó un gol en Rusia, su relevancia en el equipo dista mucho del aporte que sí es Sánchez e incluso otros jugadores de la Roja.

El renquino marcó el segundo gol de Chile a Camerún en la fase grupal, con lo que sumó 34 con la camiseta de la Selección, alcanzando al histórico Iván Zamorano.

La presentación de Vargas frente a Alemania debe ser de las más pobres del delantero, que terminó viendo desde la banca cómo sus compañeros intentaban igualar el marcador para continuar con el sueño de ser campeones.

Los números de la final resumen la pálida presentación de Edu. De los 16 remates realizados por la Roja, sólo uno salió del pie derecho de Vargas. Muy poco para un delantero que cuenta con la confianza de Juan Antonio Pizzi, quien lo prefiere por encima de Edson Puch, Martín Rodríguez y Ángelo Sagal.

No hay recambio

Los descartes por lesiones de Nicolás Castillo y Felipe Mora, resintieron la nómina final de 23 jugadores con la que Chile enfrentó la Copa Confederaciones.

Ante la imposibilidad de contar con estos dos centrodelanteros, Macanudo decidió convocar a Sagal y Rodríguez, ambos con características de juego muy distintas a los descartados.

Castillo demostró en Universidad Católica y en México su poder de gol, mientras que Mora fue fichado por el Cruz Azul, tras titularse campeón con Universidad de Chile, luciendo el cartel de goleador del Clausura.

Pizzi decidió otra cosa y ni siquiera consideró las opciones de Esteban Paredes y Mauricio Pinilla, que si bien no tienen la juventud, ni le garantizan el despliegue de Sagal y Rodríguez, al menos cumplen una función similar a la de los dos desconvocados.

La tristeza por la derrota contra Alemania era total, pero no impidió que a la hora del análisis, tanto los jugadores como el propio entrenador admitieran lo que para nadie es un misterio. La Roja no tiene gol.

Un siempre alambicado técnico santafesino, dejó de lado su discurso armado y enfrentó el mal que padeció una vez más su equipo.

“Nos faltó esa contundencia que demostramos en la mayoría de los partidos. La contundencia es la cosa más difícil que hay en el mundo, por eso se valora tanto a los jugadores que hacen goles y habrá que seguir trabajando en busca de eso”, apuntó el DT.

El diagnótico de Pizzi, le propone un desafío importante para los próximos meses, pues la Selección deberá buscar en cuatro partidos, la clasificación al Mundial de Rusia 2018.

LATERCERA.COM