Politica

Ribera marca contraste con Ampuero en su debut en Cancillería

Varios contrapuntos respecto de la gestión de su antecesor marcó este lunes el nuevo ministro de Relaciones Exteriores, Teodoro Ribera.

Tras reunirse por más de 20 minutos con el presidente de la Comisión de RR.EE. del Senado, José Miguel Insulza (PS), el canciller aseguró que “el Presidente Piñera me entregó instrucciones claras de fortalecer las relaciones internacionales como política de Estado y, por tanto, en ello estamos”.

Las palabras del nuevo secretario de Estado fueron leídas en la oposición como un giro respecto de la labor del excanciller Roberto Ampuero, quien fue acusado permanentemente desde ese sector de politizar la agenda internacional de Chile. Una crítica que se agudizó cuando señaló, poco antes de dejar el cargo, que “no toda política exterior es una política de Estado”.

Por esos días, las declaraciones del exministro no solo generaron reparos en la oposición, sino que también incomodidad en el propio gobierno, desde donde las calificaron “una mala intervención”.

Pero Ribera fue más allá y junto con relevar que las relaciones exteriores deben considerarse como una política de Estado, adelantó que apenas jure este martes en el cargo fijará una fecha para convocar al Consejo de Excancilleres, y que, incluso, ya tomó contacto con figuras como Heraldo Muñoz y Soledad Alvear para concretar el encuentro. “Ellos tienen mucho que aportar”, subrayó.

Justamente la escasa convocatoria a esta instancia de diálogo fue uno de los elementos que más le cuestionaron la centroizquierda y los propios excancilleres a Ampuero, en medio de controvertidas decisiones del gobierno en materias migratorias (Pacto de Marrakech) y medioambientales (Acuerdo de Escazú).

Más tarde, Ribera se trasladó hasta La Moneda para sostener un almuerzo con el Presidente Piñera. Tras esa cita, si bien aseguró que “no han cambiado los énfasis de la política exterior chilena”, el nuevo canciller evidenció otro contrapunto con Ampuero al vaticinar una mejora en la relación con la oposición.

“No creo que él (Ampuero) haya tenido una mala relación, pero es indudable que mi pasado parlamentario facilita desentrañar más rápido los códigos”, dijo Ribera.

En el Ejecutivo reconocen que uno de los factores que le terminó “pasando la cuenta” a Ampuero fue su falta de experiencia política y pocas redes con la oposición. Una carencia que se busca revertir -agregan en el gobierno- con la llegada de Ribera.

De hecho, la cita con Insulza habría buscado dar una señal a ese sector, y así fue leída: “Quiero asegurarle al señor ministro que va a contar con todo el apoyo y nuestra voluntad”, dijo Insulza tras la cita.

Luego de la reunión con Piñera, Ribera tuvo un encuentro con la ministra Segegob, Cecilia Pérez, quien le delimitó las primeras directrices comunicacionales de la cartera. Y previamente se había reunido con el jefe de los asesores del Segundo Piso, Cristián Larroulet.

Durante la tarde, en tanto, el canciller tenía intenciones de reunirse con Ampuero, y este martes tiene programada una primera bilateral de trabajo con el Mandatario.

Fuente: latercera.com

Click to comment

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Noticias mas leidas

To Top