Sin categoría

Presentan demanda en favor de joven mapuche herido de perdigones en 2016

El estudio jurídico de derechos humanos “Colectiva”, en representación de Brandon Hernández Huentecol y su familia, ha presentado una demanda en el Juzgado de Letras en lo Civil de Temuco, persiguiendo la responsabilidad del Estado por los daños materiales y morales sufridos por sus representados a raíz de graves hechos de violencia policial ocurridos a fines de 2016, en la localidad rural de Curaco, cercana a la comuna de Collipuli, Región de la Araucanía.

Los hechos se remontan al 18 de diciembre de 2016, cuando el adolescente Brandon Hernández Huentecol, con tan solo 17 años, fue brutalmente agredido por el sargento segundo de Carabineros Christian Rivera Silva, tras ir en ayuda de su hermano menor Isaías (de 13 años), quien se encontraba siendo reducido por Carabineros mientras jugaba con su bicicleta en las afueras del hogar de la familia. El procedimiento policial alcanzó tal nivel de violencia que el sargento segundo Christian Rivera disparó a Brandon Hernández Huentecol a menos de 50 centímetros de distancia. A raíz de esto, Brandon ha tenido que ser sometido a 17 operaciones, tras las cuales aún vive con 80 perdigones de plomo en su cuerpo, aquejado por secuelas físicas y psicológicas que lo acompañarán toda su vida.

Por estos hechos, el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Angol condenó al sargento segundo Christian Rivera en sentencia de 24 de enero de 2019, como autor de los delitos consumados de vejación injusta y lesiones graves, sentencia confirmada por la Corte de Apelaciones de Temuco. A pesar de esta condena, el carabinero continúa en servicio activo, estando solamente suspendido de su cargo durante el periodo de la condena, es decir, 3 años por el delito de lesiones graves y 541 días por el delito de vejación injusta. Ambas penas se están cumpliendo actualmente en régimen de libertad vigilada intensiva.

Es por lo anterior, que las cantidades demandadas respecto de Brandon, a título de daño moral, daño emergente y lucro cesante ascienden a la suma de 691.436.000 millones de pesos, ello porque a sus recién 17 años de edad, su futuro se vió truncado por una serie de tratamientos, operaciones y exámenes a los cuales deberá someterse de por vida, situación que repercutió también directamente en su familia, razón por la cual, se le solicita al Estado pagar a favor de, su madre, Ada Huentecol la suma de $201.580.000; de su padre, Diego Hernández Wittig  $170.875.206; de sus hermanos $440.000.000 y de su abuelo, $80.000.000, por concepto de daño moral y material

Así las cosas, la abogada patrocinante, Amaya Álvez, señala que “con esta acción judicial deseamos aportar a la búsqueda de reparación y paz social respecto a las interacciones entre el Estado, a través de sus agentes (como Carabineros), y el Pueblo Mapuche. Justicia para Brandon.”

Por su parte, Ada Huentecol, madre de Brandon, señala que “hemos vivido en carne propia el dolor y la impotencia que provocan el poder político, el poder económico y una institución criminal y corrupta, como lo es Carabineros de Chile, principalmente hacia el pueblo mapuche. Exigimos al Estado chileno una indemnización que repare el daño provocado hacia nuestra familia y principalmente hacia mi hijo.”

Noticias mas leidas

To Top