Regionales

Alianza Liceos y Empresas la meta Impulsa TP

Estudiantes y docentes de toda La Araucanía han participado por tercer año consecutivo, esta vez de forma virtual, desarrollando proyectos de emprendimiento, fortaleciendo habilidades socioemocionales y generando espacios de articulación con el entorno productivo local.

La conexión entre la formación técnico profesional y la actividad productiva regional es uno de los principales desafíos que enfrentan tanto los liceos como las empresas. La educación técnica alcanza más de la mitad de la matrícula de educación media, con más de 25 mil alumnos en La Araucanía, por lo que no sólo se presenta como un enorme desafío, sino que es en sí misma una gran oportunidad de desarrollo, que depende de la capacidad de potenciar talentos y habilidades en los estudiantes, apoyar la labor de los docentes y generar espacios de articulación con el mundo empresarial, que den pertinencia a la formación.

Este 2020, por cuarto año consecutivo, el equipo de ImpulsaTP trabajó enfocado en apoyar el desarrollo de habilidades para el emprendimiento y la articulación con liceos técnicos, aunque claramente marcado esta vez por una pandemia que obligó a repensar una intervención que hasta ahora se había basabo en el acompañamiento en el aula al docente y actividades en terreno con emprendedores y empresas. Así, el programa se transformó en cápsulas de video y las capacitaciones presenciales en encuentros virtuales. Los estudiantes realizaron proyectos en sus casas, trasladando prototipos de un lugar a otro para trabajar por turnos, asignando tareas y elaborando soluciones que en gran medida se basaron en materiales para reciclaje que estuvieron a su alcance.

Estudiantes de toda la región trabajaron arduamente para presentar sus prototipos, enfocados en problemas cotidianos como el transporte público, el cuidado del medio ambiente, el reciclaje y el turismo, entre otros temas. “Me motivó la idea de crear algo nuevo que no se haya visto acá en Curarrehue y que a la vez ayude con un problema muy común que yo viví y veía a diario que a mucha gente le afectaba. Lo que me quedó del desafío es la lección de perseverancia. Mi profesor me motivó. Gracias a Dios las cosas se dieron para bien y pude ganar el concurso. Fue algo totalmente inesperado para mí, ya que los demás concursantes tenían proyectos muy buenos y no pensé que seleccionarían el mío como ganador”, indicó Rafael Pino, estudiante del Complejo Educacional Pablo Sexto de Pucón y creador del proyecto “Microlocal”, ganador del Desafío ImpulsaTP 2020. Como premio, el profesor Felipe Ruiz, que lo acompañó y motivó en este proceso, recibió de parte del equipo del proyecto una impresora 3D para el establecimiento.

La iniciativa ImpulsaTP nació en 2016 apoyando a 7 liceos de la costa de La Araucanía, en un esfuerzo colectivo que reunió a Fundación AraucaníAprende, Corparaucanía, ONG Canales y Fundación Luksic. Luego, con el apoyo del Gobierno Regional a través de CORFO y su línea de fortalecimiento de ecosistemas de emprendimiento, creció y logró impactar a más de 50 liceos técnicos de la región, realizando a fines de 2019 una masiva feria presencial en la que se presentaron más de 30 proyectos y a la que asistieron más de 3.000 personas.

Sin embargo, el 2020 presentó un desafío mayor, que es transformar el apoyo presencial a estudiantes y docentes en un programa 100% virtual, que incorporó cápsulas de video, capacitaciones y una feria realizada a fines de noviembre en la que más de 20 proyectos finalistas compitieron por el reconocimiento de más de 6.000 personas que visitaron la web www.impulsatp.cl y escogieron sus proyectos favoritos (https://feria.impulsatp.cl/).

“El desafío impulsa TP 2020 fue una gran oportunidad para los jóvenes que participaron, en la que pudieron mostrar sus logros y habilidades o competencias fortalecidas en su establecimiento, además que les permitió conocer y compartir con otros jóvenes que tenían igual espíritu emprendedor y ansias de mostrar lo que sabían y les interesaba. El trabajo con ImpulsaTP estos años nos ha servido para apreciar y evaluar dos factores importantes en el aprendizaje y desarrollo profesional de nuestros estudiantes. El darse cuenta de lo que son capaces de hacer y entender que con esfuerzo y dedicación todo se puede lograr, lo cual los motiva a ser más prácticos, entusiastas y motivados a aprender. Los estudiantes que participaron en los proyectos ambos años subieron su autoestima, motivación y seguridad en sí mismos, llevándolos a ser líderes positivos en su grupo curso. Para el establecimiento también es una motivación, y los docentes que participaron en ambos periodos han sido verdaderos motores de propulsión para sus estudiantes, explicando con entusiasmo lo hecho por sus alumnos y cómo se desenvuelven cuando han elegido su tema y sus metas”, manifestó José Caro, director de la Escuela Industrial San José de Villarrica.

Cristian Campomanes, presidente de la Mesa Ecosistema Araucanía, indicó que “para nosotros es muy importante que ImpulsaTP sea nuestro socio, porque ellos están trabajando con el futuro de nuestra región, entregando herramientas a estudiantes de tercero y cuarto medio de estos liceos técnicos, logrando cosas realmente muy importantes para estos alumnos, con ferias cada año más competitivas, con emprendimientos que abordan problemas reales, por lo que creemos que es muy importante que este programa logre continuidad y se afiance en La Araucanía, que siga creciendo, sumando más actores, y que los distintos organismos que hoy día fomentan y apoyan la educación técnica puedan apoyar esta iniciativa”.

Patricio Esparza, director de CORFO en La Araucanía, señaló que “ya estamos viendo los resultados de esta intervención, en la que CORFO juega un rol importante para crear un ecosistema de emprendedores, una vez que estos jóvenes puedan tener emprendimientos en los distintos rubros”, destacó.

Noticias mas leidas

To Top